Saltar al contenido principal
Todos con Toño

Todos con Toño

Gracias por tu tiempo para leer mi historiaEste año quisimos pasar una Navidad y Año Nuevo diferente, decidimos mi esposo y yo pasar Navidad en Disney y después ir a esquiar al tan famoso lugar Big Bear Lake en California, al viaje nos acompañaron mis dos hijas pequeñas y mi mamá.Rentamos una transit en el aeropuerto de San Diego para poder trasladarnos, fue el único lugar en donde pudimos encontrar vehículos en renta debido a la temporada en que nos fuimos de vacaciones. Mi esposo muy previsor, como siempre ha sido, compró todos los seguros necesarios.Todo iba de maravilla, hasta que el día 29 de Diciembre mi bebé de apenas un año se puso muy malita de tos, ella desde su nacimiento ha tenido problemas de reflujo e intolerancia severa a la lactosa, al grado de no hacer pipí, ni comer y vomitar todo lo que llegaba a su estómago, incluida la medicina que le recetaron en un hospital al que llegamos por la gravedad de la niña.Fue entonces que decidí regresarme a Guadalajara, junto con mi mamá y la bebé para poder tratarla con su pediatra, estaba tan delicada que tuvo que ser internada por 10 días.Mi familia que se quedó, vacacionaba normalmente en Big Bear Lake, me mandaban fotografías de su día a día, hacíamos video llamadas y yo los mantenía al tanto de la salud de la bebé. Uno de los días que me comuniqué con ellos, mi hija me comenta que estaba nevando mucho y que la camioneta se derrapaba en la carretera, les dije que no se movieran ya en la camioneta y que marcaría al servicio del seguro contratado con la renta del vehículo para que fueran por ellos.Todo quedó arreglado y el día 6 de enero la grúa pasó por mi familia y el vehículo rentado, justo antes de su salida mi esposo me mandó fotografías de ellos en la grúa.Aproximadamente como a las 2:20 recibí una llamada terrorífica, mi hija me marca pidiéndome ayuda,  se habían desbarrancado y ellos presentaban muchos golpes y que su papá parecía muerto. La grúa que transportaba a mi familia se encontraba en malas condiciones, al momento de trasladarlos se quedó sin frenos, provocando el accidente.Llegó la decisión más difícil, dejar a mi bebé internada en el hospital al cuidado de mi mamá y mi hermana, que se vino de la Ciudad de México para ayudarme a cuidarla. Corrí a tomar un taxi para que me llevara al aeropuerto, imagínense un aeropuerto internacional con muchísima gente en la fecha de regreso de vacaciones de Navidad, era la locura. Además los viajes carísimos por ser emergencia. Mi vuelo a la ciudad de México se retrasó 2 hrs. Llegué a la 1:30 de la mañana a los ángeles, gracias a Dios tenía mi permiso vigente para pasar, desconocía en dónde estaba mi esposo ya que a él lo habían trasladado en helicóptero a otro hospital diferente de donde se llevaron a mi familia. Gracias a la ayuda del esposo de mi prima que tiene familia en los Ángeles, lo localizaron y me llevaron a Palm Springs, California.Mi hija tuvo golpes en su cabeza, heridas en sus brazos y piernas y una conmoción cerebral leve, mi esposo por desgracia fue el más grave de todos, además de una severa conmoción cerebral que le ha provocado una fuerte inflamación en el cerebro, tuvo fracturas múltiples en sus brazos y pierna, además que su rostro quedó desfigurado por el golpe.Desde ese día lo han tenido que intervenir quirúrgicamente en varias ocasiones para reconstruirle su cara y ponerle placas en su pierna y brazos para sus fracturas. Al principio lo mantenían sedado y bajo respiración artificial, poco a poco ha avanzado, ha sido y será un proceso largo para su recuperación. Gracias a Dios mi demás familia ya está bien, mi bebé ya salió del hospital y se encuentra mejorando.Pero como es de esperarse los gastos del hospital y los gastos que he tenido que cubrir en mi estancia acá ya son insostenibles, mis tarjetas están saturadas y no hay dinero que nos alcance, yo soy ama de casa y dependo al 100 % de mi esposo, la deuda se ha incrementado más de lo que pensaba y a pesar del apoyo que hemos recibido por parte d

0

0 €

Parte superior de la página