Saltar al contenido principal
Ayudemos a Linda

Ayudemos a Linda

Ella es mi madre (derecha), su nombre es Linda, y sale posando junto a mi hermana. Quise mostrarla en uno de sus momentos más felices. Tiene una enfermedad hereditaria llamada Púrpura trombocitopenia auto-inmune,  que como su nombre indica, su propio cuerpo destruye sus plaquetas, causando muchos problemas como: disminución drástica de defensas; hemorragias; moratones; cicatrización muy lenta de heridas; etc., que podrían complicarse más si no se tratan adecuadamente, e incluso en la muerte si se descuida totalmente. Debido a algunas complicaciones, es necesario llevar a cabo el tratamiento en diciembre de este año. El motivo de esta campaña de recaudación, es poder llevarla a la capital Lima, pues en Trujillo (nuestra ciudad), no hay especialistas ni medicinas adecuadas para tratar su condición. Llevamos 8 años luchando con su enfermedad, apoyándonos solo de corticoides que nos brinda el deficiente sistema de salud pública de mi país (Perú). Ella necesita de "inmunoglobulina" para su tratamiento, y cada dosis tiene un costo de 1700 nuevos soles aproximadamente, que equivalen a 513 USD, cosa que no nos podemos permitir por el gran coste de este tratamiento. Además, por la misma naturaleza de la enfermedad, es muy probable que exista deterioro de órganos como: hígado; pulmones; cerebro; e intestinos, por carencia suficiente de oxígeno de esos tejidos, y considero necesaria una resonancia magnética, para descartar algún problema futuro. Como mencioné anteriormente, esta es una enfermedad congénita, mi abuelo actualmente está postrado en la cama de un hospital desde hace 2 años al ser mal diagnosticado por esta misma condición, ademas no estamos seguros si mi hermana o yo la adquiriremos a futuro, sin embargo, de lo que sí estoy seguro, es que quiero que mi madre tenga una mejor calidad de vida, porque se lo merece, es una excelente madre y persona, ella ha sacrificado su juventud para darnos lo mejor que ha podido, nos ha dado abrigo, consuelo, apoyo y cuidados siempre que lo hemos necesitado, ha sabido encaminarnos, enseñarnos a  diferenciar el bien y el mal, y somos quienes somos gracias a ella, estamos muy orgullosos de ella. Estaré infinitamente agradecido con su apoyo, y nunca olvidaré lo que hicieron por mi madre hasta mis últimos momentos de vida. Muchas Gracias.

0

0 €

0 %
Parte superior de la página