Saltar al contenido principal
Operación Dogky Ayúdame a caminar

Operación Dogky Ayúdame a caminar

Hola, mi nombre es Jenny y si eres amante de los animales te pido por favor que leas mi historia porque posiblemente tú puedes ser una parte muy importante de ella. De hecho, sin ti nada será posible. Más que mi historia es la historia de una familia completa...  Todo comenzó cuando me quedé embarazada. Mi pareja Josh y yo decidimos adoptar a un perro, lo decidimos para inculcar unos valores a mi futuro hijo con los animales, el respeto, el cuidado y el amor que te aportan. Sin dudarlo estamos en contra de la comercialización de los animales y por ello decidimos adoptar en una asociación que se encargan de los cachorros abandonados, los acogen, los ayudan, les buscan casa de acogida, los desparasitan, los curan en caso necesario hasta encontrarles un hogar. En definitiva, realizan una labor maravillosa sin ánimo de lucro a la cual les debo las gracias, porque gracias a ellos adoptamos a Docky, el protagonista real de esta historia. ¿Quién es Docky? Docky es un perro que al primer mes de edad fue abandonado junto con sus cuatro hermanos. Cuando fuimos a adoptar, justo era él el único que quedaba por ser adoptado y la verdad es que nos enamoramos al verlo. Realmente nos daba igual la raza, el color y el sexo. Simplemente, queríamos un perro y ahí estaba él, un cachorrito color cafe, enorme y con la carita de niño bueno.  Nos lo quedamos sin pensarlo. Para Josh y para mí era como si acabásemos de tener un hijo, le dábamos los mismos cuidados que a un bebé. Era un cachorro increíble, bueno, juguetón, hacía amigos donde fuese, un perro ideal que cada día te daba amor y cada día te enamorabas más de él. Los meses fueron pasando y Docky se fue haciendo cada vez mayor y a la vez que crecía, también lo hacía nuestro amor por él. Luego llegó el tan esperado hijo, Joshwa, al cual desde el primer día que llegó a casa fue presentado tanto a Docky y desde el primer momento todo fue según lo esperado.  Entre todos hemos formado una gran familia en la que nos queremos y cuidamos cada día. Hoy por hoy, mi hijo tiene quince meses por lo que interactúa constantemente con Docky, juega con él a cada momento y como podréis imaginar los juegos de un bebé de quince meses no son nada delicados ja ja ja. Docky es todo AMOR con él, incluso siendo un perro que pesa 23 kilos, él juega y lame delicadamente a Joshwa, para todos nosotros es como un hijo más, siempre está con nosotros y nunca permitimos que le pase nada. Después de un tiempo con él, nos fuimos dando cuenta que algo ocurría con sus patitas traseras, no caminaba normal, cosa que al principio no le dimos mucha importancia, pero con el tiempo decidimos que era mejor preguntar a su veterinaria porque la cosa no nos pintaba bien... Ésta nos aconsejó llevarlo al traumatólogo porque todo apuntaba a que tenía displasia (la displasia es cuando los huesos de la cadera se desencajan de esta).  Después de un examen del traumatólogo más una radiografía se confirma lo que intuíamos, añadiendole a la displasia  una artrosis en ambas rodillas.  Nosotros, abatidos por la noticia, pedimos soluciones al trauma quien nos informa que de momento Docky no parece sentir dolor, pero en unos meses deberíamos volver a realizarle un examen médico para ver cómo continua. También nos dijo que por supuesto debe de llevar una vida sin grandes esfuerzos, una dieta porque el peso le venía fatal para las caderas y comida especial para sus articulaciones. Esto fue en octubre del 2016. Pasado un tiempo volvemos a realizarle la segunda revisión ya que tenía síntomas de dolor al cojear cuando caminaba más de la cuenta o daba una pequeña carrera. Después de otra radiografía y revisión, su traumatólogo nos comenta que Docky está mucho peor, que tiene bastante desgaste en los huesos de las caderas, la artrósis empeora y esto causa que se le desplacen las rótulas de las rodillas. De ahí su cojera y a la vez dolor. A nosotros nos parte el corazón que nuestro hijo canino pase dolor, y tan solo con un año y medio de vida. Queríamos soluci

0

0 €

0 %
Parte superior de la página