Saltar al contenido principal
Operación Whoopy dos patas un camino

Operación Whoopy dos patas un camino

Hola, mi nombre es Lorena y si eres amante de los animales te pido por favor que leas mi historia porque posiblemente tú puedes ser una parte muy importante de ella. De hecho, sin ti nada será posible. Más que mi historia es la historia de una familia completa...   Todo comenzó cuando me quedé embarazada. Mi pareja Edgar y yo decidimos adoptar a un perro y a un gato. De primeras, lo decidimos para inculcar unos valores a mi futuro hijo con los animales, el respeto, el cuidado y el amor que te aportan. Sin dudarlo estamos en contra de la comercialización de los animales y por ello decidimos adoptar en la asociación Help Fuerteventura. Ellos se encargan de los cachorros abandonados, los acogen, los ayudan, les buscan casa de acogida, los desparasitan, los curan en caso necesario hasta encontrarles un hogar. En definitiva, realizan una labor maravillosa sin ánimo de lucro a la cual les debo las gracias, porque gracias a ellos adoptamos a Whoopy, el protagonista real de esta historia. ¿Quién es Whoopy? Whoopy es un perro que a los dos meses de edad fue abandonado junto con sus cuatro hermanos. Cuando fuimos a adoptar, justo era él el único que quedaba por ser adoptado y la verdad es que nos enamoramos al verlo. Realmente nos daba igual la raza, el color y el sexo. Simplemente, queríamos un perro y ahí estaba él, un cachorrito negro, enorme y con la carita de niño bueno.    Nos lo quedamos sin pensarlo. Para Edgar y para mí era como si acabásemos de tener un hijo, le dábamos los mismos cuidados que a un bebé. Era un cachorro increíble, bueno, juguetón, hacía amigos donde fuese, un perro ideal que cada día te daba amor y cada día te enamorabas más de él. Luego llegó Misu, una gatita callejera de una camada de la calle. Una gatita blanca y negra que es nuestra niña mimada tanto por nosotros como por su hermano Whoopy que le aceptó desde el primer día. Ellos se han criado juntos y son inseparables. Los meses fueron pasando y Whoopy se fue haciendo cada vez mayor y a la vez que crecía, también lo hacía nuestro amor por él. Luego llegó el tan esperado hijo, Edgar Junior, al cual desde el primer día que llegó a casa fue presentado tanto a Misu como a Whoopy y desde el primer momento todo fue según lo esperado.  Entre todos hemos formado una gran familia en la que nos queremos y cuidamos cada día. Hoy por hoy, mi hijo tiene quince meses por lo que interactúa constantemente con Whoopy, juega con él a cada momento y como podréis imaginar los juegos de un bebé de quince meses no son nada delicados ja ja ja. Whoopy es todo AMOR con él, incluso siendo un perro que pesa 34 kilos, él juega y lame delicadamente a Edgar Junior, para todos nosotros es como un hijo más, siempre está con nosotros y nunca permitimos que le pase nada. Después de un tiempo con él, nos fuimos dando cuenta que algo ocurría con sus patitas traseras, no caminaba normal, cosa que al principio no le dimos mucha importancia, pero con el tiempo decidimos que era mejor preguntar a su veterinaria porque la cosa no nos pintaba bien... Ésta nos aconsejó llevarlo al traumatólogo porque todo apuntaba a que tenía displasia (la displasia es cuando los huesos de la cadera se desencajan de esta).  Después de un examen del traumatólogo más una radiografía se confirma lo que intuíamos, añadiendole a la displasia  una artrosis en ambas rodillas.    Nosotros, abatidos por la noticia, pedimos soluciones al trauma quien nos informa que de momento Whoopy no parece sentir dolor, pero en unos meses deberíamos volver a realizarle un examen médico para ver cómo continua. También nos dijo que por supuesto debe de llevar una vida sin grandes esfuerzos, una dieta porque el peso le venía fatal para las caderas y comida especial para sus articulaciones. Esto fue en octubre del 2016. Pasado un tiempo volvemos a realizarle la segunda revisión ya que tenía síntomas de dolor al cojear cuando caminaba más de la cuenta o daba una pequeña carrera. Después de otra radiografía y revisión, su traumatólogo nos com

101

5.982,30 €

66 %
Operación para Chulo, patita fracturada

Operación para Chulo, patita fracturada

Hola a todas las personas, gracias por leer este bote-ayuda. Mi nombre es Chulo, el gato. Soy un gato mexicano de ascendencia turca y soy callejerito; vivo en la ciudad de Mérida en una colonia llamada Chuminopolis. Es verdad, soy callejero, pero tambien soy un gato muy inteligente por lo que frecuento diferentes hogares para alimentarme. Hace ya mas de un año conocí a Alejandra y Brian en una comunidad llamada "El corredor de los gatitos" tambien llamado "Catxandria", donde me recibieron sin dudar;  me di cuenta que era un lugar al que yo podia frecuentar para alimentarme y donde siempre sería bienvenido, ahi tambien conocí a muchos otros gatitos que tambien reciben refugio y alimento. Conocí a Garfield Gabriel, a Pantera Negra, a Blanca Maria y Cara de Cerdo entre otros mininos como yo.  Hace una semana, en una de mis aventuras fui atropellado y mi patita derecha fue fracturada terriblemente obligandome así a andar solo con tres patitas. El dolora era intenso, por lo que fui con mis amigos Alejandra y Brian quienes al verme me curaron de inmediato ya que la herida de mi patita estaba expuesta. Afortunadamente Alejandra es enfermera; despues de curarme me llevaron al veterinario con el Doctor Rafael quien al revisarme notó la fractura y tomó placas de Rayos X. El diagnostico reveló daños en los musculos de mi pata y los huesitos rotos por lo que el Doctor indicó que era necesaria una cirugía para fijar los huesos rotos y reparar los musculos con el fin de que yo pudiera utilizar mi patita nuevamente.   Lamentablemente los costos de los servicios veterinarios en México aun son muy caros en comparacion de otros paises y mis amigos Alejandra y Brian no cuentan con los recursos para pagar los gastos de mi operación, pues requiero intervención quirurgica, anestesia y clavos especiales para fijar los huesos en mi patita. El costo total de la cirugía, los medicamentos y la terapia de rehabilitación aciende a un total de 1200€  por lo que suplico vuestra ayuda para que yo pueda ser intervenido lo antes posible.  Actualmente puedo andar en tres patitas, pero debido a la herida voy todo el tiempo arrastrando mi patita lo cual provoca que se lastime y requiera curaciones constantes, las cuales recibo en el refugio de mis amigos Alejandra y Brian, quienes ademas de curarme tambien me alimentan. Si mil doscientas personas se solidarizan y me ayudan con un donativo de 1€ lograría rapidamente acceder a los recursos para mi cirugía. Por favor, ayudenme, deseo volver a caminar normalmente, deseo volver a brincar y saltar como un gato normal, ya no quiero seguir arrastrandome. Pueden seguirme y validar mi historia entrando a la pagina del Facebook "El corredor de los gatitos", donde conocerán a mis otros amigos peludos. Muchas Gracias! Con cariño Chulo, el gato. P.D. Si ahora no te es posible donar, me ayudarías mucho al compartir este bote con tus amigos en las redes sociales.  Facebook: https://www.facebook.com/El-Corredor-de-los-Gatitos-424824144625770    ENGLISH Hello to all the people, thanks for reading this box-help. My name is Chulo, the cat. I am a Mexican cat of Turkish descent and I am a stray cat; I live in the city of Mérida in a colony called Chuminopolis. It's true, I'm a stray cat, but I'm also a very intelligent cat so I frequent different homes to feed myself.  More than a year ago I met Alejandra and Brian in a community called "El corredor de los gatitos" also called "Catxandria", where they received me without hesitation; I realized that it was a place that I could frequent to feed myself and where I would always be welcome, there I also met many other kittens that also receive shelter and food. I met Garfield Gabriel, Pantera Negra, Blanca Maria and Cara de Cerdo among other kittens like me. A week ago, in one of my adventures I was run over and my right leg was fractured terribly forcing me to walk with only three legs. The pain was intense, so I went with my friends Alejandra and Brian who seeing me, immediately healed

3

3,70 €

0 %
Campagne de stérilisation

Campagne de stérilisation

Le 22 juillet prochain, l'A.P.C.A. (Association de Protection et Contrôle Animal) organise une campagne de stérilisation à Queretaro. Nous avons la chance de pouvoir travailler avec un vétérinaire disposant d'une clinique mobile, ce qui nous permet d'intervenir dorénavant dans différents quartiers et d'aller au plus proche des personnes le nécessitant.Nous espérons pouvoir stériliser environ 35 animaux (chiens et chats confondus). Une stérilisation coûte 400 pesos soit environ 19 euros. Nous avons besoin de votre aide car certaines propriétaires ne pourront sûrement pas payer cette somme pour faire stériliser leur animal. L'argent qui n'aura pas été utilisé pour cette campagne sera bien sûr utilisé dans la suivante.19 euros pour stériliser un chien ou un chat c'est peu, malheureusement au Mexique très peu de personnes ne peuvent ou ne veulent les consacrer à cela.Le résultat: 23 millions de chiens errants dans tout le pays et chaque jour un peu plus de misère et de souffrance animale. les chiffres sont en pleine explosion car parallèlement de plus en plus de foyers possèdent un chien.En faisant un don, vous aider non seulement l'animal qui sera stérilisé (moins de risque de maladies telles que les cancers, diminution du risque de fugues et de bagarres pour les mâles)  mais vous contribuez aussi à éviter la naissance de centaines de chiots et chatons qui seront inévitablement voués à une vie de misère.D'avance un grand merci pour votre aide :) Et n'hésitez pas à partager cette cagnotte autour de vous.

0

0 €

0 %
Parte superior de la página