Saltar al contenido principal

CAJA DE RESISTENCIA, HUELGA INDEFINIDA ISS AIRBUS

Organizado para : TRABAJADORES EN HUELGA DE ISS AIRBUS

DIARIO DE UNA HUELGA (11º DÍA)

 

Vuelta al lunes y a la carga. El comentario general es que el fin de semana ha servido para descansar cuerpo y mente. La lluvia de esta madrugada ha dejado el campamento hecho un auténtico lodazal, lo cual ya no nos pilla de sorpresa. Por aquí van a empezar a salir setas de un momento a otro. Lo primero es encender la hoguera y esa lumbre es la que verdaderamente da el pistoletazo de salida para otra semana de lucha.

 

Dentro de la nave hay poco movimiento de las empresas que se han metido a hacer nuestro trabajo. Nos llega que a la gente que está haciendo ese trabajo le están haciendo contratos de un día por cada jornada que vienen. No deja de sorprendernos que Airbus no tenga absolutamente ningún miramiento y se pase por el arco del triunfo la tan cacareada “responsabilidad social corporativa”. La verdad es que se están luciendo en este conflicto y están transmitiendo una imagen bastante pirata y agresiva hacia las empresas auxiliares. Parece que se le olvida que esta es una de las partes más importantes de su negocio.

 

Hoy ha venido la inspección de trabajo por la denuncia que se presentó la semana pasada por la vulneración del derecho a huelga. La sensación es buena, ya que nos transmiten que la resolución de esta actuación va a ser hecha de forma diligente y concienzuda, aunque no va a ser rápido. Confiamos en que se emitirá un informe que sea favorable a nuestra petición, si bien nos imaginamos que la posible multa, si la hubiera, le saldrá más barato a Airbus que las pérdidas que ocasiona el cumplimiento con ese derecho a huelga. Por cierto, hoy han estado los jueces y fiscales de este país también en huelga por las deficientes condiciones que soportan para poder realizar el correcto desarrollo de su trabajo. No somos los únicos. ¿Ves cómo eso de hacer huelga no es tan radical ni tan extraño?

 

Aquí hay mucho tomate con las mercantiles y el lío que tienen entre ellas, con irregularidades que parecen muy serias. La cosa huele a podre y tiene un aspecto bastante feo. Al final de la mañana nos transmiten el resumen de la reunión de la comisión de subcontratación que ha tenido lugar entre Airbus y la parte social. No parece que haya dado para mucho, aunque se explicita que no se van a poner trabas para negociar entre ISS y el comité de huelga. Dicho así suena bien, aunque sabemos que hay demasiados intereses en todo esto, algunos de los cuales están muy alejados de la readmisión de los 17 despedidos.

 

A lo largo de la mañana ha habido muchas llamadas telefónicas de varios medios de comunicación incluso generalistas y de ámbito estatal. La difusión está dando sus frutos y en breve es posible que aparezca nuestro conflicto en periódicos digitales como “Público” o “el Diario.es”. Es importante a estas alturas que esta huelga llegue a todos los rincones, ya que nos estamos jugando mucho.

 

Se ha sacado algo de dinero de la caja de resistencia para afrontar algún pequeño gasto de las familias en el campamento de Getafe. Hasta el momento la recaudación ha ido bien, pero esta lucha está durando más de lo previsto, por lo que es necesario que podamos recaudar algo más con el fin de hacer frente a algunas cuestiones básicas y prioritarias en nuestros hogares. Hacemos ese llamamiento porque, aunque la suma es buena y se aproxima a los 10.000 €, somos 70 personas y no da para demasiado, teniendo en cuenta que la hipoteca no perdona y hay que pagar la factura de la luz. Los de ciencias que echen las cuentas.

De momento, poco más desde este barrizal.

 

Salud. 

 

DIARIO DE UNA HUELGA (10º DÍA)

 

Los compañeros que se están jubilando por estas fechas comentan y recuerdan la huelga más grande que se recuerda en lo que era C.A.S.A. allá por los años 70. Duró más de 40 días y se ponían en juego muchas cosas. Era una época de bajos salarios, cifras altas de paro, una inflación que no dejaba respirar. En lo político se vivía el final de la dictadura y se entraba en la transición con una inseguridad que cortaba el aire. El movimiento obrero y sindical estaba empezando a asomar la cabeza después de muchos años de clandestinidad y lucha.

 

Y llegamos a la segunda década del siglo XXI, o sea, ahora, y nos encontramos con una precariedad insultante en el empleo, una alienación, una deshumanización y una inestabilidad laboral que nos aboca en nuestro caso, con lo que nos han hecho, a una huelga indefinida que dura ya dos semanas. Inexplicablemente todavía hay quienes no lo entienden porque piensan que viven en el mejor de los mundos posibles, que esto es un sinsentido y que nunca les va a tocar a ellos. Quienes nos hemos quedado de un día para otro en la calle sin ninguna explicación estamos más convencidos, cada día que pasa, que estamos haciendo lo correcto.

 

Nos trasladan que, tras una reunión con la Dirección de Airbus, quedan varias cosas claras. La primera es que entre Airbus e IDL están a la gresca y es imposible hacer nada. Por lo tanto, vía muerta y que se maten entre ellos. Queda abierta permanentemente la negociación entre el comité de huelga e ISS. Airbus dice que no tiene intención de entorpecer ese diálogo. Ya veremos. La segunda cuestión es que a Airbus lo que más le importa es la imagen de cara al exterior. Sólo esperamos que para el próximo conflicto se lo piense mejor antes de actuar con la prepotencia con la que lo hace todo. Por último deja bien claro que las subcontratas no son de su incumbencia. Para nosotros no hay distinción, porque todos somos trabajadores, sea cual sea el color de nuestra tarjeta. Tenemos algunos derechos, trabajemos para quien trabajemos, que haremos valer cuando se nos intente liquidar por la vía rápida: el derecho a huelga es uno de ellos. Alguien en el campamento ha recordado los conflictos en los que se ha llegado a recurrir incluso a la huelga de hambre.

 

A lo largo de la mañana hemos recibido la visita de algún medio de comunicación audiovisual. También han estado con nosotros trabajadores de Amazon, de Coca Cola en Lucha y de Carrefour Leganés. Ellos viven en sus carnes el maltrato laboral que practican estas multinacionales para las que trabajamos, las cuales siempre van a dar prioridad a sus beneficios y a los privilegios de sus consejos de administración a costa de dejar cadáveres de trabajadores, si es necesario, para seguir acumulando más.

 

Al final de la mañana se ha celebrado una asamblea en la que se han acordado algunas cosas que no vamos a escribir aquí porque sabemos que a los buitres patronales les hacen llegar este diario, el cual leen con fruición. Lo que sí se puede decir es que se ha decidido recoger el chiringuito hasta el lunes. Necesitamos descansar y disfrutar con nuestras familias, amigos y seres queridos. Quizás nos falte algo de dinero para gastar, pero en estos momentos esto no es lo más importante. Este año percibimos más que nunca que engaños como lo del Black Friday, por ejemplo, nos hacen más esclavos y más ignorantes. En este campamento estamos aprendiendo a la fuerza que se puede vivir con menos y no por ello estar más insatisfechos. El trabajo no sólo es una cuestión de dinero, que también, sino sobre todo de dignidad. Y por eso vamos a pelear hasta el final.

 

De momento cada mochuelo a su olivo para coger fuerzas de cara a la semana próxima.

Salud.

 

DIARIO DE UNA HUELGA (9º DÍA)

 

Se respira desde primera hora mucha expectación. Es el día en el que una vez que Airbus ha decidido quedarse al margen, toca el turno de reunirse el comité de huelga con las direcciones de la empresa saliente IDL y la entrante ISS para intentar llegar a un acuerdo satisfactorio para las partes en los que los 17 compañeros puedan reincorporarse y se pueda terminar el conflicto.

 

A media mañana nos hacen llegar un comunicado donde no se aporta nada nuevo, plagado de insultos y con refriega de siglas. Aquí hemos apostado desde el principio por la unidad en la lucha y no le echamos cuentas. A estas alturas estamos a cosas más importantes.

 

Quienes aquí llevamos casi dos semanas de por medio emprendimos este camino sin pensar en otra cosa que no fuera hacer justicia y pelear por nuestro trabajo y nuestros derechos. Por encima de eso no hay nada y somos totalmente conscientes, responsables y maduros como para saber perfectamente lo que estamos haciendo. Duele que a veces se nos trate como a niños.

 

Nos trasladan que la negociación se está llevando a cabo en Madrid y que está avanzando hasta un punto en el que se está hablando en firme de la recuperación del puesto de trabajo de 11 trabajadores de los 17. Hay que seguir estudiando la forma de ver cómo y cuándo se puede solucionar la situación de los 6 últimos compañeros que quedarían por el momento en el aire.

 

Se hace un receso para comer. Las sensaciones son buenas. A la entrada a la reunión nos comunica ISS que la dirección de Airbus le acaba de llamar para bloquear la negociación y “prohíbe” llegar a un acuerdo si no es dejando a los 17 en la calle. Nadie entiende nada y se genera  una escena surrealista. Se llama directamente al responsable en Hamburgo y no sabe nada. Parece una perreta personal de alguien en España que no sabe gestionar situaciones de este tipo. Tiene toda la pinta de que estas decisiones impulsivas, personales y soberbias que llegan de varios frentes van a pasar factura a unos cuantos.

 

Nos informan que por la tarde se ha personado la Inspección de trabajo en Getafe por la denuncia interpuesta por la vulneración del derecho a huelga. Esperaremos resultados.

Por la noche se traslada al campamento toda la información de lo que ha acontecido durante el día. Este es el lugar en el que quien quiera informarse puede hacerlo. Se ha organizado una asamblea que ha tomado unas decisiones de cara al día siguiente y que se llevará a cabo con toda la plantilla en huelga al completo. De eso no informamos en este papel, porque es nuestra decisión y solo nuestra. Hasta aquí se puede leer.

 

Gracias desde estos campamentos de Illescas y Getafe a los compañeros de Sevilla que han decorado algún que otro puente.

 

A descansar que ya toca, porque mañana va a ser un día intenso.

 

Salud.

 

DIARIO DE UNA HUELGA (8º DÍA)

 

En el año 1919 en Barcelona se produjo la conocida como “Huelga la Canadiense”, la cual paralizó la ciudad y el 70 % de la industria catalana por falta de suministro eléctrico. Duró 44 días y dio paso a un hito importante en la Historia del movimiento obrero por conseguir instaurar la jornada de 8 horas entre otros muchos logros.  La huelga se originó en solidaridad con ocho despedidos del personal de oficinas de la compañía eléctrica Riegos y Fuerzas del Ebro y pasó a convertirse en el modelo de lucha de los siguientes 70 años. Mucho ha cambiado la historia, pero si algo hemos aprendido estos días es que nos han engañado mucho durante estas dos últimas décadas por hacernos creer que la clase obrera teníamos poco que hacer y que decir, ya que son los mercados, los gobiernos y el sistema quien impone sus reglas y casi nada se puede cambiar. Aquí, desde este modesto rincón embarrado, hemos desmontado algunos falsos mitos sobre nuestra capacidad de incidencia en el gigante todopoderoso. Reconocemos abiertamente que no vamos a resistir 44 días como aquellos aguerridos trabajadores de los inicios del siglo XX, pero que no lo intenten porque igual nos sorprendemos hasta nosotros mismos de nuestras capacidades. Si llegamos a eso, vamos a salir hasta en la wikipedia.

 

El día ha estado marcado por la espera. Tocaban reuniones a tres bandas en un conflicto que tiene semejanzas a pequeña escala con la guerra de los Balcanes. El pifostio y los tiros de todos contra todos están provocando daños que conoceremos no tardando mucho. En esa refriega, los trabajadores en huelga podemos tener mucho que ganar, ya que hay muchos nervios por todas partes aunque no lo demuestren.

 

Los baños del bar Cojuelo se han convertido en letrinas de campaña. Somos decenas de personas diariamente las que tenemos que hacer nuestras necesidades y tomar algo de café caliente. Contrasta con el vaivén del pijerío de los directores y sus secuaces dirigiéndose al Vara a que les sirvan sus menús gratuitos pagados por la empresa.

 

A la entrada del turno de tarde, los trabajadores de las empresas que han contratado para reventar la huelga han estado en la portería de la fábrica más de tres horas sin poder acceder y después se han dado la vuelta y se han ido por donde han venido. No sabemos si es porque hay gente de Airbus a la que han dado bolsa negativa por falta de trabajo y por tanto no hace falta que limpien útiles o porque ha actuado la Inspección de trabajo con la denuncia que interpusimos en Toledo el martes. Esto último nos daría fuerza para seguir con nuestra justa reivindicación.

 

Nos ha gustado que se haya nombrado hoy nuestra huelga en una rueda de prensa de un grupo político en el Congreso de los Diputados y se nos haya citado junto con el conflicto de Alcoa en Avilés y el de las conserveras gallegas como ejemplos recientes de lucha por nuestros derechos y nuestros puestos de trabajo. Estos apoyos también suman.

 

A lo largo de estos días han venido hasta el campamento algunos de nuestros hijos, parejas o familiares para echar un rato con nosotros y darnos ánimos. En el caso de los críos hace especial ilusión explicarles en función de sus edades las razones y los motivos para estar aquí. Estamos convencidos que es un buen ejemplo demostrarles que lo van a tener muy difícil en el futuro y que nunca, pase lo que pase, deben permitir que les pisoteen. Cuando llegamos a casa y nos preguntan al entrar por la puerta “¿cómo ha ido hoy la huelga?” respondemos “bien, nos siguen apretando, pero bien”.

 

Tenemos prácticamente claro que nos van a tener aquí hasta el viernes, así que nos vamos mentalizando para ver si entre mañana y pasado se resuelve esto. Algún día, no tardando mucho, incluso nos parecerá que no fue tan duro. De momento, no sabemos ni de donde estamos sacando fuerzas.

 

Salud.

 

 

DIARIO DE UNA HUELGA  (7º DÍA)

 

Martes y 13. Hay quien repara en lo fatídico de la fecha medio en broma medio en serio, pero aquí no cabe la superstición. Los astros están de nuestra parte y a medida que avanza la mañana va brillando un sol que echábamos en falta. Mejora la temperatura y cambian las sensaciones y la percepción de la realidad. Siempre que llueve, escampa.

 

Este diario quedará en nuestro recuerdo y confiamos en que sirva para quienes vengan detrás y tengan que enfrentarse a algo parecido. De alguna manera la historia se repite y tenemos que conocerla para no estar condenados a repetir los mismos errores. Seguro que a alguien le puede orientar, porque más adelante hay más. Dentro de unos días hay una huelga convocada en el sector de limpieza por el atasco en la negociación del convenio provincial. Alguien comenta que este campamento debe quedar limpio, recogido y con los muebles bien colocados, como un apartamento de Air BNB, para ser habitado por las compañeras de Eulen que lo tendrán que ocupar en breve. Aquí estaremos.

 

El seguimiento y la difusión en redes están siendo cruciales. Nos hace especial ilusión la cercanía del movimiento Tarjetas Rojas de Getafe. Siempre se ha dicho aquello de “divide y vencerás”, pero en este caso hemos sabido ver las trabajadoras y trabajadores de las contratas que hemos perdido demasiado tiempo estando separados unos de otros sin que nos diésemos demasiada cuenta. Esto ha cambiado y este conflicto mantiene la llama viva. En el caso de Illescas el apoyo de todas las plantillas de las diferentes contratas está siendo vital para estar organizados de cara a un futuro cercano.

 

Hacia el mediodía ha habido contactos con ISS y la cosa parece que se va desbloqueando. Hay que tomar las riendas por diferentes partes. En Airbus Getafe también se ha instado a coger el toro por los cuernos a este sinsentido. En Airbus Illescas hay movimientos para intentar poner algo de cordura en todo esto con personas que tengan esa capacidad y gocen de la confianza suficiente de las diferentes partes. La situación dentro de esta planta con las empresas que han desembarcado para reventar la huelga no está dando los frutos esperados y tan solo ha servido el primer día para desatascar lo más urgente. Cualquiera se da cuenta de que esta manera de trabajar es inviable si se quiere llevar a cabo una organización medio normalizada y estructurada. Todo el mundo está pasándolas canutas, sin duda.

 

Llegan los finiquitos de ID, la empresa saliente, y hay que revisar concienzudamente las cantidades, los términos y consultar con los abogados. En estas ocasiones la lupa es importante. La sensación es agridulce. Por un lado el despido se ha hecho efectivo; por otro llega algo de dinero para ir tirando. De momento es difícil pensar más allá. Cuando llegue el descuento en nómina por la huelga en la nueva empresa saldremos como podamos. Los mensajes de optimismo que van llegando hacen que el ambiente sea radicalmente distinto al velatorio del lunes a estas horas. Se han acercado todos nuestros compañeros de Getafe de IDLogistics, o de ISS, o de lo que coño seamos a estas alturas, y eso nos ha dado un subidón que ha hecho que este campamento se haya convertido en una pequeña fiesta a la hora de comer. El goteo de compañeros de Airbus que se acercan durante las paradas en todos los turnos es constante. Esto es una auténtica bombona de oxígeno para nosotros.

 

Menú del día: arroz con secreto ibérico y chorizo a la brasa. Queda meridianamente claro que un vegano sería prácticamente incapaz de sobrevivir a una huelga como esta. La comida al aire libre con viandas sabrosas, el ambiente y las expresiones manchegas, los giros y las bromas propias de estas comarcas, se prestan a pensar por un momento frente a esta inmensa factoría que hemos perdido algo por el camino.  Hace décadas que nos hemos dejado deslumbrar por el brillo artificial de la industria cuando, quizás, con una vida más cercana, sencilla y humana que se arraiga en el campo, en la tierra y la cosecha, en los animales o en el pueblo nos haría un poco más felices. De momento dejaremos estas reflexiones para más adelante, cuando toque.

 

Por la tarde siguen llegando buenos mensajes de las diferentes partes y parece que todos necesitamos salir del atolladero. Este diario se va acercando a su fin, no queda otra. Todos queremos mirar hacia adelante y salir del túnel en el que nos hemos visto atascados todas las partes, a oscuras y durante muchos días.

 

Como decíamos al principio, no es un día para supersticiosos sino para espartanos, ¡Ahú, Ahú, Ahú!

 

Que nadie se ofenda porque hablemos todo el tiempo en masculino, pero es que en este caso toda la plantilla en huelga somos tíos. Esto también habrá que cambiarlo.

 

Salud.

 

DIARIO DE UNA HUELGA (6º DÍA)

 

Lunes por la mañana a la puerta del trabajo. Pero no es un lunes cualquiera como uno de tantos, cuando nos incorporábamos e íbamos hablando del fin de semana, del fútbol, del ocio. Ante nuestros ojos empiezan a llegar trabajadores metidos en furgonetas para suplantar nuestro trabajo en plena huelga. Son tres empresas diferentes para movimiento de utillaje y limpieza.

 

Los compañeros de Airbus se van para adentro y nos dicen que presencian un espectáculo lamentable. Los trabajadores que han llegado de esas empresas no saben ni por dónde empezar. Varios curritos complacientes y algunos mandos de Airbus les indican lo que tienen que ir haciendo sin ningún tipo de rubor. Se nota que no tienen a ningún familiar aquí afuera bajo el manto de la maldita lluvia que nos vuelve a calar durante toda la mañana y nos va a poner otro días más de barro hasta las rodillas.

 

En Airbus han aprovechado durante la noche pasada y también ahora por la mañana para mover útiles hacia el autoclave para paliar el caos que se ha organizado. Hay incluso momentos de serio peligro con personas moviendo esos útiles de gran tonelaje por operarios de mudanza convencional que no están acostumbrados a trasladar este tipo de piezas de gran tamaño. Se aprovecha también para transmitir al personal de Airbus en algunas áreas que se pongan a limpiar sin haberles advertido de los riesgos de los productos químicos ni proporcionarles los epis adecuados. Es duro también desde esta puerta ver cómo salen camiones de otra empresa con utillaje para limpiarlos en otro sitio.

 

La imagen que ofrece Airbus es claramente la de una empresa tóxica. Este tipo de empresas actúan con nocturnidad, alevosía y amenazas para sabotear una huelga al precio que sea. La soberbia llega a tal punto que si se echa cuentas del dinero que han podido perder durante la semana pasada, probablemente ascienda a millones de euros. Eso daría para varios años de salario de los 17 compañeros que están en la calle. Lo que no se termina de entender es que aún nadie haya pedido el cese de la directora de esta planta por semejante irresponsabilidad y dislate. Las caras de sus subordinados directos tampoco refleja comodidad. Esto que está ocurriendo y que nadie ha conocido en la historia de esta fábrica, debería hacer reflexionar tanto a la subcontratación como a la propia plantilla. Se han traspasado unas líneas que nos hablan del futuro próximo.

 

Se han acercado hasta el campamento varios políticos a los que agradecemos su presencia y la difusión que están haciendo del conflicto. De momento no diremos siglas, aunque se pueden intuir. Han sido una alcaldesa de una localidad cercana, tres diputados del Congreso y ha habido una moción en el Ayuntamiento de Getafe.

 

Siguen llegando bombas a la línea de flotación de la unidad y la solidaridad de nuestra plantilla despedida, la cual está resistiendo con una paciencia y un espíritu de fraternidad que no se olvidará nunca por estos lares. Se percibe a la hora de la comida que hoy no hay ganas de bromas. Está todo en suspenso hasta una supuesta reunión entre ISS y Airbus prevista a las 16 h.

 

Vemos pasar a los directivos en sus Mercedes para ir a comer. Miran para otro lado. Hoy no parece que tengan ganas de reírse. Ahora ya sabemos que somos el último eslabón de la cadena y que estamos despedidos por culpa de unos directivos corruptos que fueron despedidos una semana antes de nuestra subrogación. Por ellos, por la falta de confianza de los alemanes hacia los corruptos españoles, han perdido un paquete de trabajo del 350 previsto para Illescas y de la noche a la mañana se lo han llevado a Alemania. Por eso se ha “internalizado” el trabajo de limpieza y por eso a 17 familias de la contrata nos mandan al paro. Somos rehenes de la corrupción que va pudriendo todo lo que toca de arriba abajo.

Por la tarde nos ha subido el ánimo al saber que sigue habiendo posibilidad de retomar el contrato con ISS. Hay buenas sensaciones tras esa reunión. Nos hacía falta algo así para volver a coger fuerza. Ya no hay amenaza que nos arrugue. Ya tenemos callo.

 

Antes de acabar el día comemos unas patatas asadas en los rescoldos de la hoguera. Viene a la mente el que quizás sea el cuadro que mejor y más profundamente representa la dignidad de los humildes: hablamos de “los comedores de patatas” del inmenso Van Gogh. Muestra la esencia del trabajo manual y el alimento sencillo.

 

Han decidido seguir ahogándonos un poquito más. Empezamos a pensar que vamos a seguir aquí toda la semana. Por eso es importante colaborar económicamente con nosotros. Toca comprar menos lotería de Navidad y rascarse un poco el bolsillo. Mañana nos van a hacer llegar la recaudación recogida hasta ahora que asciende a más de 5000 euros, pero hay que seguir aportando lo que se pueda. Gracias compas.

 

 

DIARIO DE UNA HUELGA (5º DÍA)

 

Desde primera hora del viernes y como era previsible ha habido movimientos. También por nuestra parte. La situación empieza a ser insostenible tanto dentro como fuera. La diferencia es que las multinacionales Airbus e ISS están jugando al póker con dinero de otros, mientras que para nosotros esto no es un juego sino nuestro pan.

 

En un conflicto de este tipo todos salimos rasguñados o tocados, pero hay intereses que no nos gustan ni que se utilice nuestra situación para otras cosas. Lo más importante es que seguimos unidos bajo la espada de Damocles. Siguen entrando mensajes tóxicos para dividir un poco más  y terminar de romper. Parece como si estuviéramos en un callejón sin salida para que nos vayamos a casa pensando que todo el mundo está despedido y sabemos que no es así.

 

Desde dentro nos dicen que se está diciendo a la gente que a partir del lunes pondrán a limpiar y mover piezas a la plantilla de Airbus, pero entendemos que eso no puede suceder, porque sería incrementar aún más la presión hasta límites inimaginables. Aunque visto lo visto, tampoco se puede descartar nada. Podrían intentar subcontratarlo a otra empresa, pero eso tampoco pueden hacerlo. Nuestros abogados insisten en que no se puede dar una suspensión temporal de contrato con ISS. Tendría que ser una rescisión total del mismo y eso es muy complejo.  La gente que está en contacto permanente con nosotros repartida por toda la planta nos dice que nos avisarán inmediatamente si hay algún movimiento esquirol.

 

A la hora de la comida calentamos en la hoguera un maravilloso cocido de puchero que nos han traído. Dicen que las penas con pan son menos penas. Por si quedaba alguna duda, la cacerola viene con un cartel que dice “Cocido Solidario”. El ingrediente principal de los garbanzos es el cariño con el que se ha preparado la receta.

 

Nos damos cuenta de que el altavoz o “chiflo”, que es como nosotros lo llamamos, ha petado. Habrá que repararlo y de momento nos quedamos sin música. El karma existe por decir ayer que el karma existe.

 

Organizado por

FESIM CGT METAL

Ripoll Mora Juan Jose ha participado 10 €

Anónimo ha participado 10 €